Cómo limpiar una sartén que ya está quemada

Los quehaceres del hogar no es una de las cosas más entretenidas que nos guste hacer, sobre todo cuando se trata de lavar los platos, pero en particular la limpieza de una sartén suele ser lo más pesado de todo, teniendo en cuenta que es de los elementos que tenemos en la cocina que se encuentran mayormente quemados.

Si te preguntáramos el estado de tu sartén probablemente nos dirías que está quemada, además de que perdiste las esperanzas de recuperar su estado original por lo complicado que fue para ti, una situación a las que muchas personas se enfrentan en su día a día.

Para que no tengas que comprar una nueva sartén para tu cocina, te vamos a decir cómo limpiar una sartén que ya está quemada, algo que no es imposible aunque así lo parezca, y que además solo necesita de algunos elementos básicos para conseguirlo.

No tires esa sartén con la que preparaste durante mucho tiempo deliciosos platos, aplica lo que te diremos en este post y verás cómo en poco tiempo tendrá un aspecto totalmente distinto al actual, se verá completamente renovada, y estará lista para que la sigas utilizando.

Limpieza exterior de una sartén quemada

Una de las mayores preocupaciones que hay sobre la limpieza de una sartén que ya está quemada es conseguir que su exterior llegue a un estado óptimo, algo que por supuesto no es imposible que ocurra, siempre que se utilicen los productos adecuados, y que te mencionaremos con la siguiente explicación:

Lo primero que debes hacer es conseguir unos guantes que sean de látex para la protección de tus manos, y en un envase vas a colocar un vaso de agua junto a tres cucharadas de bicarbonato de sodio, y medio vaso de detergente.

 

Mezcla muy bien los ingredientes mencionados y cuando ya estén completamente integrados puedes colocarlo en la superficie exterior de la sartén, lo cual debes hacer con la ayuda de una esponja dura.

Después, debes tomar tu pasta de diente para continuar con el procedimiento, una cantidad bastante generosa de esta, y al igual que la mezcla anterior tienes que esparcirla por toda la superficie exterior de la sartén.

Frota toda la parte externa de la sartén durante varios minutos, asegurándote no dejar de pasar la mezcla y la pasta de diente por sus mangos y bordes, hasta que veas que los trozos quemados comienzan a salir de ella.

Se trata de un proceso que tardará un poco, pero que sin duda valdrá la espera.

Cuando ya esté la sartén completamente libre de zonas quemadas, procede a enjuagarla con abundante agua y listo, tendrás una sartén casi nueva en su exterior para seguir preparando deliciosos platos culinarios.

1.       Limpieza con pasta de diente

Y por supuesto, el interior de la sartén quemada también puedes limpiarlo utilizando pasta de diente, pero en este caso no necesitarás colocarla al fuego para ello, solo debes tomar un poco de dicho producto, bicarbonato de sodio y un poco de vinagre, hasta que consigas que se forme una pasta que cubra toda su superficie.

Deja que la mezcla actúe sobre la parte interna de la sartén quemada durante unos minutos, para después frotar con una esponja suave toda la zona hasta que elimines por completo los trozos quemados de la sartén.

2.       Limpieza interna de una sartén quemada

En cuanto a la limpieza interna de una sartén que ya está quemada, hay muchas soluciones que puedes conseguir para ello, pero las más populares de todas, son las que te mencionaremos a continuación:

3.       Limpieza con azúcar

Para dejar limpio el interior de tu sartén quemada utilizando azúcar, solo tienes que colocar un poco de este ingrediente en su superficie interna, cubriendo por completo todo el espacio a limpiar, agregándole además un poco de agua y jabón lavavajillas.

Después, al estar la sartén llena con esa mezcla, lo siguiente que debes hacer es colocarla a fuego medio, pero no la dejes sin supervisión, debes retirarla de la llama antes de que llegue a su ebullición, para luego proceder a eliminar los restos de suciedad utilizando una esponja.

Para finalizar este procedimiento utiliza abundante agua fría y listo, tendrás una sartén reluciente en su interior.

4.       Limpieza con bicarbonato de sodio

Una de las fórmulas favoritas para limpiar el interior de una sartén que ya está quemada, es la del bicarbonato de sodio con agua, mezcla a la cual se le agregan unas cuantas gotas de jabón y un poco de vinagre.

Cuando ya están todos los ingredientes mencionados en el interior de la sartén, lo siguiente que debes hacer es colocarlo en tu cocina a fuego medio, retirándolo al igual que en el caso anterior antes de que comience a hervir, y debes esperar unos minutos hasta que la mezcla reposo un poco.

Una vez que sientas que la mezcla ya no te quema, utiliza una esponja para frotar toda la parte interna de la sartén, y después solo debes enjuagarla con abundante agua.

Con los métodos que te hemos mencionado en este artículo conseguirás limpiar tu sartén que ya está quemada, así que no será necesario que compras una nueva, puedes utilizar ese dinero para comprar otro utensilio que tengas en tu cocina, y que seguro te ayudará a seguir preparando deliciosos platos como los que haces en tu sartén.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba